Suelo colombiano, un recurso que ya se comienza a agotar

Entre los rastros de lo que alguna vez fue el cultivo de arvejas y papa que sostenía a una familia numerosa en Granada (Cundinamarca), Daniel Enrique Parada cuenta que dejó el campo pues “ya no daba”, aun cuando su mamá sigue dedicando su vida a lo poco que puede obtener de una tierra que ha perdido su capacidad de producir.

Fuente: ElTiempo.com